NUESTRA METODOLOGÍA

La Educación Infantil deberá ser Individualizada, Global e Integral. Será entonces nuestra función:

Organizar el ambiente para conseguir las metas educativas. Creando un ambiente motivador el cuál facilite relaciones y experiencias de aprendizaje. Éstas experiencias estarán basadas en los principios de intuición y en el juego.

Elaborar las actividades, las cuáles estarán adecuadas con el objetivo a conseguir, y se adaptarán a las características del desarrollo y necesidades del niño, respetando siempre el ritmo individual de aprendizaje de cada niño. Serán atractivas y muy variadas, alternando las más tranquilas con las que requieran más movimiento, serán cortas y supondrán la participación activa del niño. Se harán de manera que construyan aprendizajes significativos, de manera que el niño relacione sus experiencias previas con los nuevos aprendizajes.

Crear rutinas diarias, (rutinas en torno a la comida, el sueño, la higiene, el juego, etc...) su importancia radica en que al repetirse de forma regular, dichas actividades permiten la adquisición de hábitos y autonomía y de integración social, facilitando momentos para la estimulación de la motricidad, el lenguaje, la afectividad, y el desarrollo integral del niño.

Organizar el aula en rincones y talleres, (rincón de la pintura, de la biblioteca, taller de cocina, de música, inglés, informática), los cuales permiten organizar las actividades de modo flexible, alternando el trabajo en grupo, con el individual; y ya que las aulas están organizadas por talleres y rincones podemos hacer que un grupo trabaje en distintas experiencias al mismo tiempo, respetando mejor el ritmo biológico de cada niño.

Compartir la Educación con los padres; existirá una comunicación directa y abierta con los padres, ofreciéndoles la tranquilidad de dejarlos en un centro donde se les ayuda a crecer sanos y contentos.